Orden Santa Ursula del Perú

Conoce sobre ellas y sigue a su ejemplo

En la antigua ciudad de Fritzlar, Las Ursulinas construyeron en 1793 un colegio y desde entonces habían educado a las jóvenes generaciones de esa ciudad.

En 1935, el gobierno totalitario nazi declaró lucha abierta contra los colegios católicos.

Pero desde el Perú, pedían ursulinas para fundar un colegio en Lima.

El Señor abrió la senda que con valentía y amor recorrieron nuestras Madres Ursulinas hace 70 años. Con la nostalgia propia de quien deja su patria y seres queridos, emprenden una larga travesía hacia el Perú.

El 22 de enero de 1936 arribaron al Perú las Madres Caritas Knickenberg y Gertrudis Neugebauer, pioneras de nuestra fundación en Lima.

Pero no solo ellas.... el 4 de marzo, la sirena de un barco rompió el silencio en el puerto del Callao y nuestra patria, recibió a las Madres Gabriele, Xaveria y la postulante Anni que luego sería la Madre Elizabeth. 

Las fundadoras tuvieron que vencer muchos obstáculos. El comienzo fue muy duro pues sólo se les permitió salir de Alemania con 10 marcos.

Comenzó la búsqueda de una casa. Y con donativos que generosamente aportaron muchas familias peruanas y alemanas, en particular de la Sra. Rosa Benavides de Andress, alquilaron la primera casa en la Avenida Arequipa 1110.

La casa era bonita pero antigua. No tenía luz eléctrica. Había estado desocupada mucho tiempo y lo único que se veía era unos catres, cuatro bancas, colchones, dos sillas y un viejo escritorio.

Los primeros días de adaptación fueron muy largos y novedosos, todo era diferente a Alemania porque oscurecía muy temprano y no había luz eléctrica, era distinto el clima, el idioma, las costumbres, las comidas.. etc, etc. En este período fue importante la ayuda de las Madres de Villa Maria.

Nuestras fundadoras se acordaban de los consejos de Santa Angela. "Tengan una fe firme y Dios les ayudará en todas las cosas" .

En Agosto de 1936, llegaron las Madres Agnes, Regina, Lioba y una postulante Elizabeth, a quien hemos conocido como Madre Edeltrudis.

Ya habían comenzado las clases y en 1938 se contaba con 724 alumnos distribuidos en tres locales.

En 1938 llegaron las Madres Mechthildis, Canisia, Winfride y a quien hoy tenemos entre nosotras, la Madre Theresia Jahn, quien llegó como postulante. 

En 1939, viajó desde el convento de Erfurt a Lima la Madre Loyola para fundar un colegio en Sullana. Más tarde  llegaron las madres Anunciata, Stefana, Ambrosia, Maria Teresa y Rita, luego de ser salvadas milagrosamente de un incendio del buque Orazio en el que viajaban.... 

Actualmente nos acompañan dentro de la comunidad :

Madre María Witek

Madre Esther Capestany

Madre Benedykta Salamon

Madre Rosana Villegas

Madre Betty Miguel

Madre Angélica Pozo

Madre Theresia Jahn

Madre Bonifatia Becker

Madre Liliana Ureta

Madre Pia Göbel

Madre Lina Calle 

Madre Benedikta Müller-Sterlinko

Madre Ana Maria Yari

 

Español